emowe: aprendizaje
Compártelo :)

¿Sabías que mediante el juego puedes detectar posible problemas de desarrollo infantil?

Queremos ayudarte como padres a que te aproveches del juego para estimular todo su potencial y desarrollar sus inteligencias múltiples. Además mediante el juego puedes detectar a tiempo posibles problemas en su desarrollo y ahorrarte serios problemas luego. Haz clic en el botón y aprende un poco más.

Uso de tablets o móviles en niños

La entrada de las nuevas tecnologías es un hecho imparable. Tanto si nos gusta, como si no, debemos aceptarlas pero sí que es conveniente educar a nuestros hijos en su uso correcto.

Sería un error no aceptarlas en casa, cuando en su entorno y en el colegio van a estar rodeados. Como padres debemos definir unos límites, pero ¿dónde los ponemos? ¿dónde empiezan y terminan?

Derechos de autor de Pixabay

Derechos de autor de Pixabay

Después de mucho leer y escuchar a los expertos, estos son los principales conclusiones:

Acceso a las aplicaciones

Permitir el acceso únicamente a contenido infantil o apto para su edad

En nuestro caso, tienen una única tablet para ellos para poder definir el control parental. Todos los sistemas operativos, tanto para móviles, tablets y ordenadores, disponen de esta funcionalidad de control parental, que restringe determinado contenido. Esta funcionalidad se activa desde el menú de usuario con el que se accede. Si compartes tablet con tus hijos puedes crear un usuario para ellos donde filtrar esta información.

Safe browser es una aplicación gratuita que filtra por nosotros contenido del tipo pornográfico, drogas, violencia o contenido indeseado, sin tener que definirlo explícitamente.

Pagos indebidos

En las tiendas como el Marketplace de Apple o Google Play, debemos configurar una contraseña para el pago de aplicaciones. De esta forma, no tendremos sorpresas como hemos tenido nosotros. Pensad que hay desarrolladores de aplicaciones al otro lado, incluso infantiles, que crean las interfaces con una usabilidad orientada a que el niño pueda comprar fácilmente.

La primera y única vez que tuvimos un susto, no dábamos crédito, la aplicación era infantil y constructiva pero al terminar una parte del juego aparecía un botón bien grande para proceder a su pago. Si no tenías contraseña configurada, el niño la compraba directamente. Su coste era excesivamente alto: 19€. Si os ocurre esto, tenéis un plazo de dos horas desde la compra, para solicitar la devolución. Si se os ha pasado, como fue nuestro caso, la devolución la podéis conseguir igualmente denunciando un abuso, comentando negativamente la aplicación, y creando una reclamación, en nuestro caso fue en Google Play. Al cabo de dos semanas nos devolvieron el importe.

Mírame a los ojos

Seguro que os suena esta situación, estar hablando a tu hijo y él responde a todo de forma automático, como un robot sin mirarte a los ojos, mientras manipula el móvil o la tablet velozmente. Hay que enseñarles a respetar los momentos familiares, como así los llamamos, bien sean, comidas, charlas, pasear. Durante estos momentos, está prohibido el móvil o tablet. Ellos deben tener muy claro cuándo es el momento familiar.

Definir unas ventanas de tiempo de uso

Seguro que muchos de nosotros hemos empleado la tablet para esos momentos en que los adultos necesitamos concentración y los niños molestan. Usamos la tablet como maniobra de distracción.

Al igual que ellos tienen que tener identificado los momentos familiares, deben conocer en qué ventanas de tiempo o en función de qué disparadores pueden usarla. Por ejemplo, saben que pueden usarla media hora si terminan los deberes y antes de la cena. Si la cena es a las 20,30h, a esa hora deben estar en la mesa, no más tarde.

Uso de las tablets o móviles

En este punto hay distintas opiniones. Hay expertos que dicen que la tablet con aplicaciones apropiadas y conducidas por adultos pueden ser aptas para niños a partir de cuatro años y otros, como nos contaba Álvaro Bilbao, que indican que únicamente a partir de los diez años porque el mal uso o abuso de ésta puede provocar déficit de atención o problemas de concentración porque acostumbra al niño a tener que estar continuamente bombardeado de estímulos.

Curiosamente dos personajes tecnológicos como Bill Gates y Steve Jobs eran muy reacios al uso de ordenadores y tablets en sus hijos hasta edades avanzadas, casi adolescencia.

Infoxicación

Debemos enseñarles a filtrar la información útil de la tóxica. Con el uso de las nuevas tecnologías están siendo bombardeados por información de todo tipo: correos, mensajes whatsapp, notificaciones de Facebook, tuits de Twitter, etc.

Hay juegos de acción que no aportan absolutamente nada. Y si aportan algo, seguramente cualquier deporte lo podría compensar de sobras. La mejor forma de que lo eviten, es no comprarlo, ni aficionarles a los videojuegos en edades tempranas. El regalo estrella es una playstation, pero, en vez de hacerles un favor, puede que estemos sembrando un futuro lleno de discusiones para gestionar el uso de ésta.

En estos tiempos que corren, donde los padres andamos con prisas y siempre ocupados, tenemos que recordar que quizá, precisamente por esto, debamos ser más estrictos porque tendremos menos tiempo que el que tenían nuestros padres para estar encima y poder corregir sobre la marcha. Debemos anticiparnos más a los acontecimientos, evitar el problema antes de que llegue.

¿Qué le aporta esa información o actividad en su educación? ¿Qué pasaría si no recibe ese mensaje? ¿Cuánto tiempo dedica a leer información tóxica mientras podía estar haciendo otra cosa? En la medida de lo posible hay que evitar prohibir, es difícil lo sabemos, pero de forma razonada deben ser ellos los que lleguen a esa conclusión.

Introducir juegos clásicos

Para evitar el exceso uso de tablets, móviles u ordenadores, los padres debemos introducirles en los juegos clásicos u otro tipo de actividades para que las conozcan (teatro, música, deporte, etc..). Picarles el gusanillo para que se enganchen y alternen distintas tareas y trabajen distintas áreas del cerebro-cuerpo.

Conclusión y reflexión

Las nuevas tecnologías es una de nuestras pasiones pero muchas veces cuando hablamos de éstas y los niños, se nos vienen a la cabeza pensamientos negativos, como si fuera algo contradictorio. Como cualquier otra tecnología, hay que hacer un uso razonable, dentro de unos límites y siempre que el niño sea consciente de estos límites.

Cada día deberíamos introducir nuevos juegos y actividades clásicas, relegando la tablet a momentos puntuales y únicamente con juegos orientados a desarrollar ciertas habilidades pero conducidas siempre por nosotros.

A veces viendo a los niños jugando a las tablets, con todo ese bombardeo de estímulos, es como si estuviésemos volviendo a nuestros tiempos de cazadores. Donde los estímulos sensoriales eran vitales para sobrevivir, como ocurre en los juegos, pero éramos incapaces de estructurar el pensamiento.

Puede que perdamos con el tiempo esta capacidad de introspección, de análisis interno, de conciencia, de calma a cambio de todo antes y más rápido, de ganar agilidad visual, auditiva y rapidez de reflejos. Pero, ¿es lo correcto o estamos dando un paso atrás?

Escrito por Natalia y Marcos

Marcos y Natalia se dedican a enseñar otras formas de aprender mucho más creativas y visuales que las que nos enseñaron en la escuela. Además también ayudan a otros padres a desarrollar el potencial de sus hijos y sus inteligencias múltiples mediante juegos con su otro proyecto juegayestimula.com

follow me on:
  • Natalia y Marcos dice:

  • >