emowe: aprendizaje
Compártelo :)

¿Sabías que mediante el juego puedes detectar posible problemas de desarrollo infantil?

Queremos ayudarte como padres a que te aproveches del juego para estimular todo su potencial y desarrollar sus inteligencias múltiples. Además mediante el juego puedes detectar a tiempo posibles problemas en su desarrollo y ahorrarte serios problemas luego. Haz clic en el botón y aprende un poco más.

Tipos de juegos para niños

tipos de juegos o juguetes para niños

Existen numerosas formas de clasificar y tipificar los juegos en función de qué variable o desde qué perspectiva queramos hacerla: desde el punto de vista evolutivo, por edades, por lugares, por coste, etc. Jugar con los niños porque es la mejor actividad que existe para estimularlos, pero hay que saber qué juegos elegir en cada momento. De hecho al final del artículo y relacionado con este tema, te contaremos nuestro nuevo proyecto sobre el desarrollo y estimulación infantil en el que actualmente estamos trabajando, no te lo pierdas 😉

Pero volviendo al tema que nos ocupa, la tipología de los juegos puede ser muy variada. A continuación puedes ver distintas clasificaciones en función de varios criterios.

tipos de juegos o juguetes para niños

Tipos de juegos en función de las distintas fases evolutivas según Piaget

Si realizamos una clasificación a escala evolutiva infantil y como se manifiesta a través de los juegos tenemos que tomar como referencia a Piaget. Si recordamos del anterior artículo cuando hablábamos de las etapas de Piaget, sus fases eran:

DESDE LOS ETAPA DE DESARROLLO TIPOS DE JUEGOS
0 años Sensoriomotor Funcional/construcción
2 años Preoperacional Simbólico/construcción
6 años Operacional concreto Reglado/construcción
12 años Operacional formal Reglado/construcción

Juegos Funcionales

Es el tipico juego de la fase sensoriomotora. Es un juego de ejercicios que no representa ningún simbolismo, únicamente consiste en repetir determinadas actividades o rutinas para adaptarse a su realidad poco a poco. Por ejemplo, a los niños les gusta manipular objetos, pero no entienden que sigan existiendo aunque se escapen del alcance de su vista.

 Juegos simbólicos

Se basan en sustituir la funcionalidad básica de un objeto por otra imaginaria. Por ejemplo, usar una caja de cartón como si fuese una casa, o un tubo como si fuese un cañón. Son juegos que se basan en la creatividad e imaginación del niño. Estos juegos van acompañados de personajes ficticios o amigos invisibles que crean ellos y les acompañan en los juegos.

En las primeras fases se juega individualmente para luego dar paso a una fase colectiva, donde se comparte con otros niños los objetos imaginarios, así como los amigos invisibles.

 Juegos reglados

Predominan entre los 6 y 12 años, desde los 6 a los 12 las reglas se van complicando. Este tipo de juegos permite que los niños interaccionen entre sí, comprenden las reglas e incentivan el pensamiento estratégico y la planificación. Antes de los 6 años los niños ya han ido desarrollando algunas habilidades que les permiten entender posteriormente este tipo de juegos. Este es el tipo de juego más tardío, entra al final de su etapa infantil.

En fases más tempranas, entre los 3 y 4 años, su interés se centra en juegos físicos, donde debe respetar normas sencillas: no salirse de una línea, esperar turno, hablar cuando le pregunten, etc. Son normas que no requieren una alta concentración, ni atención que en esta fase temprana es corta y es una habilidad poco desarrollada.

Los primeros juegos de reglas son sencillos, no más de cinco o siete reglas, como el Juego de la Oca o Parchís. Luego poco a poco, van incluyendo juegos con reglas más sofisticadas. A los seis años ya pueden empezar a jugar al ajedrez, risk, cluedo, etc. un juego de reglas más evolucionado.

A medida que su desarrollo cognitivo y conocimientos va evolucionando, ya son capaces de planificar estrategias, reflexionar y mantener un foco de atención durante más tiempo. En este momento es cuando empiezan a mostrar interés por los juegos de reglas. Ya pueden analizar donde se han equivocado, lo  que han solucionado correctamente, ver sus errores y corregirlos. Van progresando en el juego a medida que van aprendiendo sobre sus errores y cogiendo experiencia.

Es fundamental elegir juegos de reglas donde los adultos podamos seleccionar distintos niveles de dificultad y adaptarlo a los niños. Es crucial que los adultos estemos al principio acompañándolos en el juego para enseñarles las principales reglas y rompamos la primera barrera de resistencia. De esta forma también aprovechamos para estar con ellos y establecer relaciones sociales e infundir valores como respecto, saber ceder, perder un poco para luego ganar, negociación, control de emociones y frustraciones.

Los niños que han jugado a juegos de reglas suelen tener la inteligencia emocional más desarrollada.

Juegos de bloques o de construcción

En este tipo de juegos los niños crean construcciones, vehículos de transporte o cualquier tipo de objeto mediante la suma de pequeñas piezas de distinto tamaño, color y forma.

En los juegos de construcción se incorporan elementos del juego simbólico pero más complejos y con mayor detalle. Si antes, con los juegos simbólicos, una caja de cartón representaba un coche, ahora son un conjunto de piezas con bastante similitud a un coche, incluso tiene ya cuatro ruedas. Los juegos de construcción, a medida que evolucionan, se van asemejando las construcciones al objeto real.

Para jugar el niño ya debe dominar la motricidad fina y coordinación visual motora para colocar las piezas correctamente. Este tipo de juegos son los que más perduran en el tiempo. Cuando nos preguntan qué juego es el más rentable, desde luego son los juegos de construcción, ocupan prácticamente toda la infancia y jamás pasarán de moda. Hoy puedes comprar un juego de construcción y dentro de treinta años puede seguir utilizándolo si las piezas son de calidad.

 Tipos de juegos en función del área o capacidades que se quieren estimular

Dependiendo qué capacidades o áreas se pretendan estimular los juegos se pueden dividir en:

  • Juegos cognitivos: relativos a la construcción de la lógica, estrategia y razonamiento.
  • Juegos emocionales o afectivos: construyen su capacidad para expresarse y entender sentimientos propios y ajenos, así como a compartir experiencias y calificar sus estados emocionales.
  • Juegos psicomotores: facilitan la capacidad para integrar habilidades motoras, sensaciones auditivas, visuales, en general estímulos sensoriales a escala cognitiva.

 Tipos de juegos en función del proceso de creación del juguete

Juegos preparados o adquiridos

Aquellos juegos, como su nombre indica, el juguete está ya creado. Por tanto, no existe una fase previa al proceso del juego, cualquier juego comprado.

Juegos caseros o hechos por ellos mismos

Una de las mejores maneras de pasar un buen rato con nuestros niños es construir un juguete con ellos. Los niños no entienden de dinero, les da igual si un juguete es caro, barato. Sin embargo, sí que les importa si el juguete lo han hecho ellos. Entonces el grado de satisfacción es mucho mayor. Con este tipo de juego se trabaja doblemente las habilidades: durante el proceso del juego y antes, en la creación del juguete, donde intervienen varias habilidades que además no tienen por qué ser las mismas que las que se desarrollan durante el proceso del juego en sí.

En determinadas ocasiones el proceso de creación del juego es más productivo que el propio del desarrollo del juego.

Los niños tienen una creatividad increíble que, a veces, se reprime con juegos ya fabricados o comprados. No pueden moldearlos a lo que ellos imaginan. Ellos tienen una visión de lo que quieren. Por ejemplo, si han visualizado un garaje o una tienda, es más fácil adecuar cajas de cartones a lo que han visto que comprar un juguete que impone la estructura y la distribución.

Fabricando juguetes propios también contrubuimos a que los niños aprendan a reciclar, a reutilizar las cosas que ya no usamos. Les ayuda a mejorar su autoestima ya que juegan con juguetes creados por ellos. Si viene alguien a verlos, enseguida les explican que ese juguete lo han hecho ellos, no que estaban jugando con ese juguete. En sus palabras te das cuenta donde ellos ponen la importancia, el valor y de lo que se sienten más orgullosos: de haber participado en la creación del juguete.

Para fabricar juguetes caseros sólo necesitamos herramientas habituales que tenemos en casa: tijeras, cinta para pegar, pegamento, grapadora, cutter, etc.

 Tipos de juegos en función de muchos más parámetros

Y así podríamos continuar estableciendo distintas clasificaciones en función de muchos más parámetros como estos:

  • En función del número de niños: juegos individuales o de equipo
  • En función de su precio
  • En función del lugar donde se realiza: juegos de mesa, de interior o exterior
  • En función de los contenidos: matemáticos, sociales, naturales
  • En función de los materiales empleados: con pelotas, con papeles, con pinturas, etc
  • En función del grado de dificultad: fáciles, medios, difíciles
  • En función de clasificaciones establecidas: juegos de maquetas, de papiroflexia, puzzles, rompecabezas, de apilar e insertar, etc.
  • En función de la duración del juego.

En nuestro catálogo de juegos, actividades y recursos hemos intentado reflejar mediante etiquetas la mayoría de estos tipos de clasificaciones para que cada usuario pueda elegir el que más le conviene en cada caso. Pero seguramente nos habremos dejado alguna clasificación, nuestras disculpas, porque es muy difícil cubrir toda la casuística completa. En cualquier caso, si es así, indícalo a través del correo y estudiaremos su inclusión.

Novedades en emowe, nuestro primer curso

Como os hemos adelantado al principio del artículo y en la línea de enseñar a aprender y estimular a nuestros hijos, actualmente estamos elaborando un curso para desarrollar el potencial de los niños jugando. El curso se llamará «Juega y Estimula» y contiene una parte teórica de cómo los padres o tutores debemos educar y jugar con nuestros hijos y una parte práctica. La parte práctica es la parte más importante del curso: un catálogo con más de cien actividades, juegos, recursos, consejos e indicadores para ayudarnos a potenciar distintas habilidades.  Podremos potenciar desde habilidades emocionales, intrapersonales, hasta cognitivas, sensoriales, motrices y muchas más.

Si deseas estar informado y que te avisemos de cualquier novedad y de su lanzamiento, puedes hacer clic aquí o en este botón.

Escrito por Natalia y Marcos

Marcos y Natalia se dedican a enseñar otras formas de aprender mucho más creativas y visuales que las que nos enseñaron en la escuela. Además también ayudan a otros padres a desarrollar el potencial de sus hijos y sus inteligencias múltiples mediante juegos con su otro proyecto juegayestimula.com

follow me on:
>