emowe: aprendizaje
Compártelo :)

¿Quieres conocer otra forma de aprender más visual y creativa?

Quiero ayudarte a que conozcas otras técnicas de estudio y memorización más allá de la repetición, basadas en nuestra poderosa capacidad de visualización y creatividad. Sólo tienes que pulsar el botón, apúntate y empezarás un nuevo camino que transformará tu capacidad para aprender.

Los siete hábitos de la gente altamente efectiva (Parte 1)

Este es uno de los libros más famosos de autoayuda, escrito por Stephen R.Covey fallecido el año pasado por estas fechas. Escribió varios libros pero ninguno igualó a “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”.

productividad

Una de sus citas favoritas era:

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito (Aristóteles)

Y su cita más famosa:

Siembra un hábito, cosecha un carácter

Siembra un caracter, cosecha un destino

Estos son varios de los puntos que indica en el libro:

Romper tendencias enraizadas requiere de un esfuerzo tremendo. Este esfuerzo se minimizaba a través de los hábitos. Por ejemplo, aprender a escuchar, a menos que quiera escuchar y tenga ese deseo, proponte que no se convierta en un hábito en su vida.

Estaba convencido de que las victorias privadas preceden a las públicas.

Hay que encontrar un equilibrio entre producción y capacidad de producción, si no se producirá el efecto de la gallina de los huevos de oro.

Producción -> trabajo diario

Capacidad de producción -> formación, preparación

Hábito 1: se proactivo

Ser proactivo es cuando nuestra conducta es producto de nuestra elección consciente. Por naturaleza somos proactivos, si nuestras vidas están en función del condicionamiento, la gente o condiciones, se debe a que por decisión consciente o por omisión elegimos a esas cosas el poder de controlarnos (somos reactivos).

Nadie puede herirte sin tu consentimiento (Roosevelt)

Ellos no pueden quitarnos nuestro autorespeto si nosotros no se lo damos (Gandhi)

Somos lo que somos, como consecuencia de nuestras elecciones de ayer. Si queremos algo, es nuestras responsabilidad hacer que así suceda. Que maravilloso es ver que al mover nosotros resortes conseguimos modificar el destino a nuestro antojo. Ante un problema, usa recursos e iniciativas. Las personas reactivas transfieren su responsabilidad, por ejemplo, dicen “tengo que ir…” Las personas proactivas eligen ellas ir.

La gente proactiva vive en el círculo de influencia, donde ellas pueden tener capacidad de decisión, todo aquello que se escape de su poder de decisión no se preocupan. Sin embargo las personas reactivas viven en el círculo periférico de preocupación, quejándose por cosas que ya no tienen remedio.

Hábito 2: un fin en la mente

Mi identidad fundamental no proviene sólo del trabajo. Si me centro en posesiones, poder, reputación, ante alguien con mayor magnitud, me sentiré inferior y a la inversa superior. Debo identificar cuales son mis centros: trabajo, dinero, estima de los demás, etc.

Hay que crear unos principios en los que basarnos para gobernar nuestras vidas. Al igual que los principios de la Constitución, podemos añadir, de vez en cuando de manera justificada, alguna enmienda.

Debemos visualizar claramente nuestro objetivo y establecer un plan.

Hábito 3: voluntad independiente

Podemos elegir libremente nuestras acciones, basándonos en nuestros principios correctos, pero no tenemos libertad de elegir las consecuencias.

Visualice su funeral, ¿está satisfecho? ¿forma su recorrido una pauta que muestre el comportamiento de su vida? ¿qué opinaría su familia, amigos, compañeros de trabajo, comunidad,…?

Disciplina es ser discípulo de mis propios valores.

A este mundo cada uno de nosotros debemos aportar nuestro granito individual.

Hábito 4: principio de ganar/ganar

Es fundamental para el éxito en todas nuestras interacciones. Se basa en las combinaciones posibles de consideración y respeto hacia los demás frente a defender mis propias convicciones. Hay que encontrar un equilibrio entre éstas para que ambas partes ganen.

Abarca cinco dimensiones:

  1. Caracter: integridad o valor que nos atribuimos a nosotros mismos. Identificar nuestros principios, nuestros hábitos y actividades que giran en torno a estos principios. Madurez y mentalidad de abundancia. Las personas con mentalidad de escasez se sienten mal si tienen que compartir méritos o ante los éxitos de otras personas. En el mundo hay lo bastante para que nadie se quede sin lo suyo.
  2. Relaciones: la confianza, la cuenta bancaria emocional, es la esencia de la filosofía del tipo ganar/ganar. Hay que forjar una relación que la otra se de cuenta que uno quiere una solución que represente una ganancia para ambas partes.
  3. Acuerdos: para el espíritu humano es más noble permitir que la gente se juzque a sí misma, y no juzgarla. La supervisión autoritaria tradicional es un paradigma gano/pierdes. No tengo confianza y tiendo a controlar.
  4. Sistemas: La filosofía de ganar/ganar sólo sobrevive en una organización que le brinde sustento, que las recompensas sean congruentes con tales metas. El espíritu de ganar/ganar no puede sobrevivir en un medio de competencia y confrontación.
  5. Procesos: no hay modo alguno de lograr fines de ganar/ganar con medios gano/pierdes o pierdo/ganas.

A continuación le dejo una referencia al libro por si le ha gustado el resumen, y quiere comprarlo para conocer más detalles. Y si lo compra a través de este enlace de afiliación ayuda a mantener esta plataforma.

Escrito por Natalia y Marcos

Marcos y Natalia se dedican a enseñar otras formas de aprender mucho más creativas y visuales que las que nos enseñaron en la escuela. Además también ayudan a otros padres a desarrollar el potencial de sus hijos y sus inteligencias múltiples mediante juegos con su otro proyecto juegayestimula.com

follow me on:
>