emowe: aprendizaje
Compártelo :)

¿Quieres conocer otra forma de aprender más visual y creativa?

Quiero ayudarte a que conozcas otras técnicas de estudio y memorización más allá de la repetición, basadas en nuestra poderosa capacidad de visualización y creatividad. Sólo tienes que pulsar el botón, apúntate y empezarás un nuevo camino que transformará tu capacidad para aprender.

El poder del ahora (parte 2)

Se sabe que para comprobar el grado de presencia de sus alumnos, algunos maestros Zen se deslizaban sigilosamente detrás de ellos y les golpeaban por sorpresa con un bastón. Mientras te mantienes en un estado de intensa presencia, estás libre de pensamientos.

flor2

 

Derechos de autor de Pixabay

Normalmente la tensión aparece en nosotros cuando nos juzgamos.

Los maestros Zen usan la palabra satori para describir un momento de no-mente y presencia total (iluminación). Suele ocurrir en la naturaleza. Imaginemos un mundo donde no existan las formas y que todos seamos un conjunto. Difícil de pensar porque usamos las formas para identificar uno. Nosotros mismos somos un conjunto de seres vivos.

Imagina que eres un punto de conciencia flotando en la enormidad del espacio, no hay estrellas, no hay galaxias, sólo vacío. No habría velocidad, ni movimiento de un punto a otro. Para que existan el espacio y la distancia se necesitan al menos dos puntos de referencia. El espacio se genera en el momento en el que uno se convierte en dos, el dos da lugar a las diez mil cosas. Antes del big-bang no había un enorme espacio vacío esperando ser llenado. Fue cuando el Uno se convirtió en las diezmil cosas.

Cuando vives en una aceptación total de lo que es, acabas con el drama de tu vida. Las personas ni siquiera pueden discutir contigo, por más que lo intenten. Cuando eres plenamente consciente, dejas de estar en conflicto.

En este mundo, en el nivel de las formas, todo el mundo fracasa antes o después, y todas las realizaciones acaban convirtiéndose en nada. Todas las formas son impermanentes.

Puedes mantenerte activo y disfrutar manifestando y creando nuevas formas y circunstancias, pero ya no te identificarás con ellas. No las necesitarás para tener una identidad. Ellas no son tu vida, sólo son tu situación de vida.
En cuanto la mente juzga que un estado o situación es bueno le toma apego y se identifica con él, tanto si se trata de una relación, posesión, papel social, un lugar o tu cuerpo físico. La situación acaba y se producirá un cambio de polaridad. La sociedad de consumo se derrumbaría si la gente se iluminase y dejase de buscar su identidad en las cosas.

Un monje budista resumió sus veinte años de monje: “todo lo que surge, se desvanece, he aprendido a permitir que el momento presente sea y a aceptar la naturaleza impermanente de todas las cosas, así he encontrado la paz”.

No ofrecer resistencia a la vida es estar en un estado de gracia, cuando desaparece la dependencia interna de la forma, la situación general de tu vida, parece mejorar enormemente.

Pensamos que estando irritados o infelices podemos subsanar la causa que lo ha provocado, ésto es ilusorio. Si alguien te dice algo grosero, en lugar de atacar y ponerte a la defensiva, deja que tus palabras te atraviesen limpiamente, “pon la otra mejilla”.

A continuación le dejo una referencia al libro por si le ha gustado el resumen, y quiere comprarlo para conocer más detalles. Y si lo compra a través de este enlace de afiliación ayuda a mantener esta plataforma.

En euros:

En dolares:

Escrito por Natalia y Marcos

Marcos y Natalia se dedican a enseñar otras formas de aprender mucho más creativas y visuales que las que nos enseñaron en la escuela. Además también ayudan a otros padres a desarrollar el potencial de sus hijos y sus inteligencias múltiples mediante juegos con su otro proyecto juegayestimula.com

follow me on:
>